Ilustración S.O.S

A quién pueda leer esto:

Se que parece algo raro que un trozo de periódico llegue volando hasta tus manos como si nada y resulte ser un mensaje de rescate. Pero si en este mundo existen la magia y los monstruos, esto también puede pasar. Así que acéptalo y punto.

Mi nombre es L, agente L,  y mi vida pende de un hilo (o una raíz para ser más exactos). Trabajo para una organización que busca el bien del mundo, la igualdad y la justicia, no se si la conoces,…, bueno, da lo mismo.

Mi última misión estaba destinada a la extracción de un artefacto que podría cambiar el mundo para mejor. Un material propio de las leyendas. Pero al igual que mi organización trabaja para el bien, hay otras que pretenden alcanzar el mal absoluto (ejem,…, H.E.L.I.O.S). Tras recorrer medio mundo superando diferentes obstáculos y venciendo a villanos de la peor calaña, llegué hasta el artefacto y el templo dónde se escondía, pero no pude recuperarlo.

Mi peor enemigo, Harper Gallavant (si, el idiota de los anuncios inmobiliarios) había llegado antes que yo.

Nos enzarzamos en una cruel, épica y larga batalla por el artefacto. En este combate todo valía, desde espadas y armas de fuego hasta lanzallamas y magia. Todo acabó con el maldito Gallavant huyendo con el artefacto. Yo estoy atada a unas viejas raíces de un árbol, suspendida a treinta metros en un barranco. Sin mis poderes por culpa de una paraba escarlata (una pequeña piedra que inutiliza mis habilidades) y sin escapatoria.

Por favor, si eres capaz de leer esto, ayúdame. Me encuentro en la montaña de San Cristóbal, en la ladera este. Por favor, date prisa. No se si las raíces podrán aguantar el tiempo necesario para que encuentre una forma de huir.

Mi vida está en tus manos.

– La agente L

P.D: Si por algún casual encuentras esta nota y trabajas para Gallavant o para H.E.L.I.O.S. -esa perversa asociación que sólo busca el mal-. Olvida lo que he dicho, olvida lo que has leído y sigue con tu vida como si nada.

P.D 2: Pero si no, ayúdame por favor… y deja de pensar en cómo he escrito esto, ha sido muy complicado y no hay tiempo que perder.

Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *